Cuestionario librero 79: Beatriz Dubois

Lo que desde las librerías deseamos y reclamamos para las librerías lo deseamos también para las salas de cine, los museos, los teatros, los circos, las bibliotecas…, las galerías de arte. Y quien vaya antes de este miércoles 25 por la madrileña We Collect podrá ver todavía la exposición “Dancing or fighting”, de la madrileña […]

Por en Entrevista

Lo que desde las librerías deseamos y reclamamos para las librerías lo deseamos también para las salas de cine, los museos, los teatros, los circos, las bibliotecas…, las galerías de arte. Y quien vaya antes de este miércoles 25 por la madrileña We Collect podrá ver todavía la exposición “Dancing or fighting”, de la madrileña en Barcelona Beatriz Dubois (Madrid, 1991), fotógrafa y autora de collages. Cuando la vimos, supimos que estábamos ante el trabajo de una gran lectora, por el modo en que trabaja con libros y revistas, es decir con la cultura, con la memoria, con la identidad, con la Historia. Aprovechando, ayer mismo, una visita de Dubois a su propia muestra, nos deslizamos en la galería, la escuchamos hablar sobre su propio proyecto y, proponiéndonos reservar más espacio en estos cuestionarios a artistas, pintoras, fotógrafos…, le entregamos el “cuestionario librero”, con pregunta final de la poeta Paula Díaz Altozano, que anda sumergida en una investigación sobre historia de la fotografía.

[Fotografía: Beatriz Dubois, en Madrid, 19 de febrero de 2021. Fotografía de Juan Marqués.]

¿Cuál fue el libro que inoculó en ti el veneno de la lectura?

No recuerdo ninguno concreto… de niña no era muy lectora y compraba libros para aprender sobre algún tema concreto. Recuerdo disfrutar mucho de Las intermitencias de la muerte, de Saramago, que me reconcilió con la novela cuando sólo leía ensayos.

¿Hay algún personaje de novela al que te gustaría parecerte (o te hubiera gustado cuando lo leíste)?

A veces me encantaría ser el mismo Oscar Wilde en De Profundis, busco esa capacidad de perdonar y de amar, esa sensibilidad para expresar sus sentimientos, y esa humildad a pesar de una vida plena.

¿Cómo eliges tu siguiente lectura? ¿Qué peso tiene la selección de la librería o la recomendación del librero / de la librera en tu decisión de compra?

Casi siempre voy a las librerías sabiendo lo que voy a comprar, no suelo entrar “a mirar”. Pero sí es verdad que una vez allí, casi siempre acabo llevándome más de lo que esperaba. Quizás tengo en mente un título y compro varios del mismo autor, o voy a por un regalo y acabo comprándolo también para mí.

Sé valiente, por favor: ¿qué lectura “insoslayable” tienes todavía pendiente?

La Odisea, de Homero. Me he acercado a ella varias veces, pero no he conseguido avanzar y lo tengo muy pendiente.

¿Sabes de algún libro extranjero que habría que traducir con urgencia, o alguno descatalogado o muy desconocido que haya que reeditar para bien del mundo?

Period Power, de Maisie Hill, sólo lo he encontrado en inglés y es un libro muy útil para todas las mujeres que quieran entender su cuerpo y sus emociones.

Algún vicio inconfesable sobre libros (subrayar, tirar a la basura, robar, gastarte lo que no tienes, esconder los libros que compras para que no te riñan en casa, hacer listas y hasta estadísticas con los libros que lees, leer hasta el ISBN y el colofón…)

Leo muchos ensayos y novelas históricas, y comencé a subrayar para recordar fechas, conceptos o ideas. Se convirtió en hábito y ahora subrayo novelas y hasta cuentos cortos. Me gusta cuando releo los libros o vuelvo a ellos porque me doy cuenta de cómo afecta el momento en el que lees un libro, cómo te detienes en un párrafo según la circunstancia o, incluso, cómo se convierte lo subrayado en una especie de diario de una época de tu vida. Además, tengo la manía de separar los libros. En una estantería los leídos y en otra los pendientes. Si esta última está muy llena no compro más.

Define tu perfil de librero/a ideal: tímido/a, parlanchín/a, con un ordenador en la cabeza, sabelotodo, a la última, clásico/a…

Me gustan los libreros capaces de recomendarte un libro según tus gustos, y aquellos que saben dónde está cada uno colocado en la librería.

¿Qué tiene que tener una librería para que te apetezca volver a ella?

Me gustan las librerías pequeñas donde el parquet cruje, pero en las que no me siento observada.

Recomiéndanos, por favor, un clásico (o varios) y un libro reciente.

Dos clásicos que disfruté mucho, La Sonata a Kreutzer o Historia de un Caballo, ambas de Tolstói. Recientes… cualquier libro de la editorial Gatopardo.

[Y la pregunta 10 la lanza la poeta Paula Díaz Altozano, que es también historiadora de la fotografía:]

“En la actualidad hay tal proliferación y cantidad de imágenes que distinguirse puede resultar complicado para quienes se dedican a hacer fotografías. ¿Crees que el collage que practicas puede desmarcarse por estar relacionado con otras artes? ¿Cuál crees que es la relación del collage fotográfico con la sociedad contemporánea?”

Las técnicas o el estilo que utilizo no creo que sean novedosos… pero lo importante no es desmarcarse, sino ser fiel a ti mismo y tener un discurso claro. Hay muchas fotografías u obras parecidas, pero cada artista aporta su visión y una identidad clara es lo que hace que una obra sea única.

Hay una atracción por lo pasado, una nostalgia de esa magia analógica, que nos lleva a la colección de fotografías y objetos. El collage es una manera de hacer convivir lo lejano con el imaginario actual, una herramienta para recontextualizar historias o personajes, para crear mundos imaginarios o realidades paralelas.