Más libros de la semana de Literatura

“Niño quemado” de Stig Dagerman

Avatar for La Montaña Mágica Por    |

Niño quemado

Niño quemado

Dagerman, Stig

ISBN

978-84-18451-84-3

Editorial

Nórdica Libros

Mas información

Adentrarse en Niño quemado, de Stig Dagerman, es afrontar el reto de exponerse a una obra de arte que, mientras la lees, también te va a observar entre sus líneas. Si añadimos que Dagerman, niño prodigio de las letras suecas y anarquista convencido, tuvo, como otros autores (recuérdese a Stephen Crane), una corta carrera de creación literaria por culpa de un suicidio prematuro, se nos abren muchas incógnitas tras terminar de leer este libro.

En él anidan el odio y el deseo de venganza de un hijo, Bengt, hacia su padre tras la muerte de su madre y tras descubrir que aquél tenía una amante, Gun. Pero ni mucho menos se queda en una trama de veleidades narrativas y de novela de tercer orden. Sin duda, tras estas densas y brumosas descripciones (no olvidemos la formación periodística que le llevó al estrellato con Otoño alemán), tras la magistral creación de personajes tan contundentes, dolientes como la vida misma, y tras la sucesión de hechos fraccionados en apariencia, debemos viajar por las páginas sabiendo que el autor nos intuye, sabe de nuestra lectura y desea transmitirnos un ideario de pureza, de hombre y mujer nuevos, de amor inmaculado, de inconformismo ante la realidad de una postguerra que sólo había dejado ruinas.

Y sí, tras la primera parte de la novela, en donde se nos alienta a seguir buscando el agua que no calma la sed del lector, en la segunda mitad nos describe, con un discurso de vértigo, ese amor prohibido que sólo será, en verdad, el atrezzo vehicular para describirnos la llama imperecedera del espíritu de renovación completa de la sociedad, toda ella quemando, haciendo cenizas a Bengt, autor de la mayor de las venganzas, ser otro hombre muy distinto a su padre. Su obsesión es que nada permanezca de la vida ni de la sociedad de su padre en su futuro, el cual ha de vivirse como un presente en continua recreación. Ahí encontramos las sucesivas misivas que Bengt escribe durante el desarrollo de la novela, en las que se describe, en las que respira y anhela, en las que calma su venganza y en las que vislumbra que de las cenizas que quedaran de él tras su ansia da hazaña surgirá una persona que nunca será la que el proyectara en un principio.

Sin duda una novela inflamable, austera por momentos, una paradoja elevada a clásico que nos lleva a preguntarnos si estamos destinados a traicionarnos, que no hay mayor pesadilla que nuestro mañana como individuos en una sociedad deformada. Que quizás la resiliencia no es más que la daga de los traidores, los forjadores de mentiras, los egoístas que esconden sus vergüenzas por no tener más horizontes que la mediocridad.

Porque si duda, al leer Niño quemado, leemos a Stig Dagerman. Y sabemos de su final y le podemos decir no llores, chiquillo …./ los instantes de paz son cortos

Sólo os queda abrir este espejo.

Vicente Velasco Montoya, Librería La Montaña Mágica (Cartagena, Murcia)

“Las primas” de Aurora Venturini

Avatar for Librería Saltés Por    |

Las primas

Las primas

Venturini, Aurora

ISBN

978-84-9066-999-0

Editorial

Tusquets Editores

Mas información

Las primas, de Aurora Venturini, publicado por Tusquets Editores.

Es curioso pero por más que lleguen a nuestras manos relatos sobre su topografía, identidades y reveses, la familia es un tema tan caudaloso que, por más que nos moje, llega a ser inmenso en sus posibilidades. Tanto como su impronta en la vida de cada persona. Tanto como que, a veces, hablar de las familias en su generalidad es el salvoconducto para acercarnos a las experiencias y diásporas individuales, siendo la excusa perfecta para, partiendo de los interrogantes, llegar a dar con algunas de las respuestas.

Las primas es un relato que nos acerca a una familia conformada por mujeres, de la Argentina de mitad del siglo pasado, contado por la voz de Yuna, su protagonista. La acompañan su hermana, sus primas, su madre y sus tías, donde cada una porta su propia historia de dolor y degradación. Los hombres no sólo es que estén ausentes, sino que fallan. Aquí se nos habla de discapacidad, de los márgenes, pero también de lo invalidante de un contexto que justifica tanto la falta de normalidad como la ausencia de escapatoria.

Resulta que Las primas es también un concepto en sí mismo donde se rebasa y trasciende lo consanguíneo. Es saberse en camaradería, sostenida y aliviada, sobre todo ante tantos peligros a los que se ven sometidas estas mujeres: abusos, abortos clandestinos, prostitución, estigmatización… A pesar de que los esfuerzos resultan infructuosos e insuficientes para sostener el dolor que supura una sociedad patriarcal donde se perpetúa una violencia sistémica y sistemática. Y que en cierta parte puede retrotraernos a la retratada también por Camila Sosa en Las malas (Tusquets).

Incluso, Las primas es un lenguaje propio. Cuando la monstruosidad no puede ser evitada, sale a «borbotones como de sangre», tal como Mariana Enriquez escribe en el prólogo de la novela. Yuna logra resarcirse y remover todos sus espantos a través del lenguaje pictórico, convirtiéndose sus creaciones así en algo más que el sustento de su familia y en la fórmula para alcanzar su propia -y restada- autonomía. Es más que catarsis: es el canal para espantar todo lo grotesco. Pero también lo logra a través de su propio lenguaje, uno atropellado y ajeno a la corrección gramatical, que no es ni más ni menos que su propia construcción de la existencia. Ambos lenguajes -el pictórico y el escrito- dialogan y evolucionan sirviendo de espejo al propio desarrollo de la protagonista.

Y, así, transitando entre el relato, el concepto y el lenguaje, es como Aurora Venturini, a sus ochenta y cinco años, construye esta novela en 2007, premiada entonces con el premio Nueva Novela del diario Página/12 y reeditada ahora por Tusquets, que brotaba y maduraba dentro de sí. Pues, en parte, hay mucho de ella como mujer, como entidad fuera de los márgenes y como artesana capacitada para convertir el dolor en belleza.

Estrella Villalba Ruiz, Librería Saltés (Huelva)

“La parcela” de Alejandro Simón Partal

Avatar for Redes Por    |

La parcela

La parcela

Simón Partal, Alejandro

ISBN

978-84-17417-36-9

Editorial

CABALLO DE TROYA

Mas información

La parcela, de Alejandro Simón Partal, editado por Caballo de Troya.

Existen lugares de paso, lugares en los que se vive sin oportunidad ni ambición de asentarse, lugares que no invitan ni acomodan ni resguardan. Lugares en los que se estrellan sueños y las ilusiones se agotan bajo el techo de una triste buhardilla.

Bolonia, en el extremo norte de Francia, más lejos de París y de supuestos horizontes prometedores de lo que se pudiera creer, es, además, y a pesar de su hermoso nombre, una ciudad brumosa que contagia tristeza y desamparo.

Es la ciudad a la que llega el protagonista de “La Parcela” como profesor en un instituto, y donde empieza a comprender que el desencanto puede ser una forma de rutina que conviene asumir para no precipitarse al vacío que propicia.

Atrapado por la inercia desalentadora del tiempo, recorriendo calles y lugares cercanos en vanos intentos de sacudirse angustias y temores, conoce a Nizar en uno de los rincones marginados de la vecina Calais, con el que vive un amor tan efímero como impetuoso y reparador en medio del desamparo.

La sorprendente alegría de Nizar, refugiado sirio que se alimenta de sueños y esperanzas difusos, ayuda al narrador a tolerar un trabajo decepcionante y la lejanía de un hogar en el que su padre enfermo espera la muerte mientras él recuerda con pesar distancias irreparables.

La parcela es una maravillosa narración que desprende melancolía sin dejar, no obstante, ni un poso de tristeza en el lector. Y es que la melancolía puede camuflarse en instantes arrebatados y estados de ánimo pasajeros, pero cuando es capaz de anticipar nostalgias en pleno éxtasis, sabemos que forma parte irreductible de uno mismo y sólo se puede mirar a través de ella.

Así, por momentos, la novela parece una larga y envolvente ensoñación en la que conviven la decepción con el aprendizaje, la vulgaridad con la ternura, el desasosiego con el amor, el dolor con la felicidad, el humor con la amargura; en la que una ciudad cobra vida y se entiende en el cielo que soporta, en la extraña densidad del aire que se respira, en los adoquines de sus calles.

Una particular mirada, tan intensa como sutil, una voz íntima y devastadora en su belleza, se enlazan y confunden de tal manera que el lector se desliza a través de las páginas invadiendo la intimidad de un prodigioso narrador que, sin duda, sin ninguna duda, es poeta.

Olivia Lahoya Cuende, Librería Estudio (Miranda de Ebro, Burgos)

“El hombre del cartel” de María José Ferrada

Avatar for Librería Anónima Por    |

El hombre del cartel

El hombre del cartel

Ferrada, María José

ISBN

978-84-1362-497-6

Editorial

Alianza Editorial

Mas información

En su segunda novela (la primera fue Kramp, publicada hace dos años, también por Alianza, y comentada en su día aquí), María José Ferrada narra la historia de Ramón, un hombre que decide irse a vivir a lo alto de un cartel publicitario, lo que genera diversas reacciones entre sus vecinos. Y, como en Kramp, la voz que nos habla es la de un niño (Miguel en este caso) que observa y nos cuenta. El asunto comienza entre risas y burlas pero poco a poco se va convirtiendo en una cuestión de rechazo y violencia.

Lo que nos dice El hombre del cartel es cómo, actuando en nombre de una buena causa (sobre todo al amparo del grupo), podemos volvernos crueles y violentos. Y también cómo los conflictos personales o colectivos no afrontados, no mirados cara a cara, acaban generando dolor y frustración.

La autora presenta una historia llena de ternura, tal vez por la mirada de quien la relata, un niño frágil y sensible que parece comprender mucho más allá que los adultos que lo rodean. Una narración que habla de personajes vulnerables, inadaptados, llenos de ternura que sin pretenderlo (porque no pueden hacer otra cosa) desafían las normas sociales, y eso les lleva a la exclusión, al rechazo del grupo. Este relato trata de la sinrazón y del miedo al diferente, de la exclusión y de la cobardía.

Con un lenguaje preciso, con ritmo y con esa voz propia que ya reconocemos, María José Ferrada consigue, como dice una amiga, escribir crítica social y poesía a la vez. Vivir y sentir, dice otra.

La brevedad de la novela invita a releerla, casi nos obliga, para descubrir lo que no hemos percibido en la primera lectura y para disfrutar de nuevo, ya con mayor perspectiva.

Chema Aniés, Librería Anónima (Huesca)

“No-Cosas” de Byung-Chul Han

Avatar for Sputnik Librería Café Por    |

No-cosas

No-cosas

Han, Byung-Chul

ISBN

978-84-306-2434-8

Editorial

TAURUS

Mas información

Byung-Chul Han, filósofo surcoreano, experto en estudios culturales y profesor de las Artes de Berlín, es una de las figuras principales del pensamiento contemporáneo. Sus escritos se centran en la crítica al capitalismo, la sociedad del trabajo, la tecnología y la hipertransparencia.

En España empezó a ser conocido tras la publicación de La sociedad del cansancio y La sociedad de la transparencia. Tiene un jardín de invierno en el que cultiva flores en la oscuridad, a pesar de que Byung-Chul significa “luz clara”. Se han convertido en antológicos los enfrentamientos dialécticos entre Han y Slavoj Žižek, el otro gran filósofo de nuestro tiempo.

En No-cosas nos encontramos con la idea de la desmaterialización de los objetos, de las cosas, de los afectos que los seres humanos experimentamos ante lo que se puede tocar, ver, oler, por culpa del poder hegemónico impuesto autocráticamente por la información. Vivimos en el mundo de las tecnologías de la información, no en el de las cosas, como sucedía en el pasado. “Hoy estamos en la transición de la era de las cosas a las no-cosas. No son las cosas, sino la información, lo que determina el mundo en el que vivimos”.

Estamos rodeados de estímulos prácticamente vacíos, que no duran más que un suspiro, que no dejan huella, que nos inducen a buscar otros nuevos estímulos en ese proceso circular de consumo desmedido que impone ferozmente la era del capitalismo tardío en la que se desarrolla nuestro tiempo. Los big data, el like, los followers, se convierten en los ejes que vertebran nuestra conducta, nuestro pisar en el mundo, nuestro falso ser-en-el-mundo, como diría Heidegger. Somos adictos a Internet y la smarthome nos absorbe como sujetos carentes de voluntad, de discernimiento racional.

Nos creemos libres y sin embargo vivimos esclavizados por la información, una no-cosa, intangible, sin fisicidad, sin la condición aurática de la que nos hablaba Walter Benjamin. Perdemos la relación directa con las personas al sumergirnos como pollos sin cabeza en esa red inmaterial que tiende a monopolizar nuestros actos: “la ausencia de relación y apego conduce al empobrecimiento del mundo”, “preferimos escribir mensajes de texto, en lugar de llamar, porque al escribir estamos menos expuestos al trato directo”.

En resumen, No-cosas es una muestra más del genial diagnóstico que hace Byung-Chul Han sobre la sociedad actual, con su particular método de análisis tan cercano, en el que es capaz de mezclar ejemplos de la vida real con citas de Hegel, Arendt o Heidegger, siempre bajo el paraguas de su cultura de origen, tan conectada con los viejos valores orientales.

Rafa G. Rivas, Sputnik, librería café (León)

“Yamilia” de Chinguiz Aitmátov

Avatar for Librería Machado Por    |

Yamilia

Yamilia

Aitmátov, Chinguiz

ISBN

978-84-15509-72-1

Editorial

Automática Editorial

Mas información

Hace ya muchos años que leímos El primer maestro, de Chinguiz Aitmátov. Recordamos que nos causó una gran impresión, además de por los hechos que narra, por su forma literaria fuerte y vigorosa a la vez que poética y sencilla.

Ayer mismo terminamos la lectura corta pero gozosa de Yamilia, esta novela que nos hemos encontrado entre las recomendaciones principales de “Las Librerías Recomiendan”, traducida por Marta Sánchez-Nieves Fernández.

Estamos en las estepas y las montañas de Kazakistán y Kirguistán. Los hombres jóvenes se han ido a la guerra y son las mujeres y los niños las encargadas de cultivar la tierra, sembrar el maíz, recogerlo, molerlo y trasportarlo hasta los almacenes, desde donde la mayor parte de él se envía al frente.

Yamilia es una de esas jóvenes mujeres cuyo marido marchó a la guerra y que han quedado en la aldea a cargo de la familia y las tierras. Yamilia no es una chica como las demás, Yamilia actúa y habla como piensa y siente.

Pero no tratamos de contarte el argumento, no lo haremos. Queremos deciros, decirte a ti, y también a ti, por qué merece la pena leer a Chinguiz Aitmátov. Aunque, pensándolo bien, será mejor que no lo hagamos, que seáis vosotras quienes lo descubráis, que seas tú quien lo descubra.

A cambio sí quisiéramos resaltar este breve mensaje que la editorial deja al final del libro y que nos ha encantado. Dice así:

Automática editorial le agradece la lectura de este libro. Esperamos que disfrutara de él tanto como nosotros y le animamos a que lo recomiende, lo preste o lo regale a sus amigos”.

Seguiremos el consejo.

Leer para mejorar nuestra vida. Vivir para leer y disfrutar.

Rodrigo Gallero Galván, Librería Machado (Coín, Málaga)

“Diario de una soledad” de May Sarton

Avatar for Librería Saltés Por    |

Diario de una soledad

Diario de una soledad

Sarton, May

ISBN

978-84-16529-94-0

Editorial

Gallo Nero Ediciones

Mas información

Déjame confirmarte tus sospechas: el título de esta obra de May Sarton, Diario de una soledad, no engaña. Ciertamente se trata de un diario que transcurre durante un año de su vida, comenzándolo en 1972, y en el que desgrana y observa, cual anatomista, su propio vivir y sentir solitario. Pero has de saber que, pese a lo acotado que pueda parecer todo lo agendado propio de este estilo narrativo, este libro fluye, convirtiéndose en un libro infinito al que asirse recurrentemente. Digamos que no es un libro fácil y ligero, pero sí sencillo; tampoco es especialmente festivo, pero sí luminoso.

Pero… ¿quién es May Sarton? Y es que, aun con un prolífico currículo literario que danza desde la novela al ensayo, pasando por la poesía, el cuento y el teatro, esta autora es prácticamente desconocida por estas latitudes excepto por Anhelo de raíces, obra escrita en 1968 y que fue editada apenas unos años en España por esta misma editorial, Gallo Nero. Nacida en 1912 en Bélgica, Sarton ha de huir de las tropas alemanas al poco, de la mano de su familia, a Estados Unidos. Retornará en su juventud a Europa donde, mientras se codeaba con figuras literarias y del teatro, se gesta su primera novela. Resulta extraordinario descubrir cuán reveladores son algunos de sus escritos y opiniones en torno a la posición de la mujer en aquella época, así como de la vida en pareja, de la homosexualidad y de un mundo con prisa que huía de los placeres reposados de la vida. Entre tanto, Sarton tenía episodios de depresión.

Al respecto, Virginia Woolf, una de las escritoras con las que Sarton se topó en su estancia europea, lamentaba en su ensayo De la enfermedad que el dolor -físico y espiritual- no ocupara en la literatura un lugar equivalente al del amor o las batallas: “no existe registro de todo este drama del cuerpo”. Y es que, cuando el dolor se siente como algo único y la experiencia del sufrimiento es personalísima, resulta consolador saberse en un mismo barco. Y es que, a días ya de la última conmoración del Día de la Salud Mental, es oportuno subrayar lo importante.

En Diario de una soledad, la propia soledad no es planteada como un dilema, sino como una condición o disposición que coloca a la autora en un punto de tensión justa donde la revelación y el análisis toman partido. La soledad no es un territorio libre de anhelos, pero sí lo es para la búsqueda del equilibrio. Es el espacio y el tiempo configurado para observarse, analizar las propias contradicciones y llegar a relativizarse uno mismo. Pues si algo resplandece en la escritura de Sarton es la capacidad para no jactarse ni caer en la autocondescencia. Su lucidez y su capacidad para explorar la experiencia de manera honesta, es su propio -y un poco el nuestro- salvavidas y un punto desde donde brota la luz.

En este espacio para el ser y el sentir, hay lugar para contemplar lo cotidiano y la naturaleza. Sarton halla su religión en el cuidado del jardín y de las flores. La naturaleza, en su pureza y en su constante cambio, nos recuerda que nada permanece igual por mucho tiempo. Las flores cambian mientras se les observa; pierden para luego recobrarse. Una revelación sencilla que nos coloca en una posición de humildad y espera.

En definitiva, lo que pudiera parecer un monólogo -supeditado al formato propio del diario- se convierte en un diálogo. En sus páginas se halla la causa de los quebrantos y las inquietudes de la autora, pero también la cura. Es admirable su don de poner en pie aquello donde la palabra y el lenguaje no llegan. Por extensión, es de reconocer la exquisita y delicada labor de traducción y tratamiento del texto de la mano de Blanca Gago. El sentirse en soledad, en términos absolutos, es saberse que, ante lo importante y en términos objetivos, estamos irremediablemente solos. Pero, a veces, es importante que nos recuerden que alguien se ha sentido igual de expuesto y extraño antes que tú.

Estrella Villalba Ruiz, Librería Saltés (Huelva)

“La desaparición” de Julia Phillips

Avatar for Llibreria Ramon Llull Por    |

La desaparición

La desaparición

Phillips, Julia

ISBN

978-84-18342-30-1

Editorial

Editorial Sexto Piso

Mas información

La desaparición, primer libro de Julia Phillips, publicado hace unas semanas por la editorial Sexto Piso, es una novela brillante y adictiva, una novela poliédrica y coral, estructurada en trece capítulos y un año natural (doce meses más la Nochevieja), que cuenta las historias cruzadas de trece personajes vinculados entre sí por un terrible suceso que agitará la sociedad de Kamchatka. La desaparición de dos niñas rusas (y blancas) hará aflorar los demonios de una comunidad conservadora y racista que tendrá que enfrentarse a sus propios prejuicios.

Phillips recibió una beca Fulbright que le permitió trasladarse a la península de Kamchatka para documentarse, y el resultado es redondo. Consigue la fascinación propia de una historia situada en un entorno completamente desconocido para la mayoría de los lectores, y al tiempo logra la cercanía necesaria para que el lector empatice con los personajes y mantenga el interés y la tensión constantemente. Tanto es así, que no podrás soltar este libro brillante y oscuro, inquietante y fantásticamente bien escrito.

La desaparición ha sido un éxito de crítica y público en Estads Unidos y quedó finalista del National Book Award y del National Critics Circle Award.

La traducción, magnífica, es de Francisco González López.

Almudena Amador, de la Llibrería Ramon Llull (Valencia).