Más libros de la semana de Literatura

“Violación. Una historia de amor” de Joyce Carol Oates

Avatar for Las Librerías Recomiendan Por    |

Violación

Violación

Oates, Joyce Carol

ISBN

978-84-121551-9-8

Editorial

EDITORIAL CONTRASEÑA

Mas información

Contraseña lo ha vuelto a hacer. Gracias a la editorial maña volvemos a tener en nuestro catálogo de recomendaciones esta brutal novela corta de Joyce Carol Oates. El oxímoron del título ya es suficientemente provocador y expositivo: Violación. Una historia de amor. La pluma de Oates no puede –ni suele– dejarnos indiferente. Nos obliga a ver la crudeza de la realidad pasando por situaciones en las que la disonancia e incomodidad son tales que te dejan huella. Esa maestría nos lleva adonde ella quiere: a elegir de qué lado quieres estar.

Con su prosa incisiva y clara, nos muestra la mirada de las víctimas, pero también de los agresores. Nos coge de la mano y no nos suelta hasta dejarnos delante de esa realidad violenta que no sólo afecta a quien la ejerce o quien la sufre, sino en la que se ve involucrada toda la sociedad. También tú, lector o lectora.

«Esa buscona. Vestida como una guarra. […] Se lo tenía merecido»…

«Es su palabra contra la de ellos»…

Y Oates también lo vuelve a hacer. Mirando cara a cara a la violencia machista, nos cuenta una ficción tan real que sentimos miedo, que observamos boquiabiertas el trágico relato que nos plantea: Teena Maguire y su hija Bethie deciden acortar el camino a su casa alrededor de la medianoche del 4 de julio hacia el barrio residencial de Niagara Falls. En ese trayecto, un grupo de jóvenes les increpa, les agrede y finalmente entre todos violan a la madre en la caseta del embarcadero del parque mientras su hija de doce años presencia toda la agresión escondida entre las barcas apiladas, rezando para que su madre siga con vida.

Lo que sigue a este aterrador suceso casi parece una crónica judicial, ágil y concisa. La sensación de impotencia, de frustración y de injusticia se hace evidente a medida que Oates va desgranando el proceso: la desprotección de las víctimas, la cuestionable eficacia de la fiscal, el abogado sin escrúpulos de la defensa, el doble juicio al que se las somete, el cuestionamiento de los hechos. Tan sólo el policía que acude a la caseta del crimen la noche del 4 de julio se interesa realmente por hacer justicia. La memoria traumática y física de madre e hija, contada en una espectacular segunda persona dirigida a la hija desde un intrigante futuro. Otra vez, el azar de Joyce Carol Oates encaja todas las piezas del puzle y nos da una bocanada de esperanza.

Lean este libro; su ritmo es vertiginoso, su claridad, casi una epifanía, y les aseguro que, al final de la última parte, podrán entender que, a pesar de todo, puede haber una historia de amor entre tanta desagracia. Siempre hay futuro.

P.S.: Cabe decir que esta novela no nació al calor del #MeToo ni de las manadas, que aparecen ya demasiado a menudo en nuestros telediarios, periódicos o TT de Twitter. No. Esta nueva traducción a cargo de Pepa Linares llega a nuestras mesas de novedades después de estar fuera de juego desde 2004, año en la que fue publicada. La ilustración de la portada de Elisa Argilé y la cuidada selección de papel y tipografía de los editores hacen de la lectura de este libro una experiencia inolvidable.

Celia González, Librería Futuro Imperfecto (Lorca, Murcia)

“De la música minúscula” de Guillermo Lorenzo

Avatar for Librería Cervantes Por    |

De la música minúscula

De la música minúscula

Lorenzo, Guillermo

ISBN

978-84-125199-0-7

Editorial

Eolas

Mas información

La búsqueda incesante de la belleza, como la de la felicidad, el amor o la verdad, es un ideal perseguido a lo largo de los siglos por todas las sociedades. En el camino, indagamos en el arte, en la cultura, y abrazamos la respuesta que en ella encontramos. Pero esta, transformada ahora en bien de consumo, se convierte en víctima de artistas que sueñan con reunir su primer millón de dólares, de productoras cinematográficas, de agentes literarios, de grandes discográficas o de grupos editoriales sedientos de sangre que, con una sonrisa pretenciosa y los colmillos afilados, se frotan las manos. Y, sin embargo, la belleza permanece. En el sonido vibrante de un bajo al inicio de una canción, en el movimiento bailarín de una cámara en un plató de rodaje, en la batería que redobla in crescendo hacia el estribillo, en la voz en off que se superpone majestuosa, en el punk, en las risas enlatadas, en el amor, en la disonancia, en la sensualidad, en la sangre, en la muerte. Belleza.

De la música minúscula , de Guillermo Lorenzo, es un viaje a la belleza de la música que se escribe con letra minúscula. Esa música ajena a cualquier idea de competencia o de superioridad estética, que no siempre llena estadios, esa cuyos artistas (tal vez cultos pero no necesariamente de culto) no precisan grandes ovaciones. Música que puede componerse en casas okupas y hacer vibrar las paredes endebles de garitos underground. Sus páginas nos llevan del proto-punk de Modern Lovers a los inicios del flamenco rompedor de Camarón, del indie de Pete Astor al post-punk de R.E.M., de la electrificación del folk de Dylan al  rock experimental de Radiohead. Este repaso a sus canciones, conciertos y anécdotas es una oda a la iconoclastia frente a la idolatría. Y Guillermo Lorenzo, que asocia la belleza con la sorpresa, nos sorprende con un texto que, a medida que avanza a golpe de intertextualidad y humor, se transforma en música.

En Andarse por las tramas, publicado simultáneamente, y en la misma colección de la editorial Eolas, Javier García Rodríguez explora la belleza en las series de televisión. Allí donde, aparentemente, nadie la buscaría. Ni el seriéfilo que busca entretenimiento ni tampoco el analista. Pero la mirada que ofrece Javier García Rodríguez, arquetipo de ambos perfiles, se revela a ratos académica, a ratos poética, siempre audaz y divertida, y rebosa respeto y admiración por la fragmentación del séptimo arte en temporadas y capítulos. Veranos azules, hospitales centrales, cárceles de periferia, mentes criminales… El autor, a través de artículos, poemas, reflexiones anotadas y conversaciones transcritas, nos ofrece un viaje por las series de toda una vida. Y en ellas encuentra y celebra «la belleza del trabajo en equipo, la muerte del autor, el adelgazamiento del yo, la reescritura». I’ll be there for you…

Ambos libros se miran y se sonríen, se invitan a una caña en algún garito de rock y se van por las tramas. Recrean ese placer estético que hechiza, que fascina, que conmociona los sentidos. Y nos regalan a los lectores el deleite de unirnos, con ellos, a la exploración y el consecuente disfrute de la belleza, pues, como dice Guillermo Lorenzo en De la música minúscula, “existen muchos, muchísimos tipos de belleza posibles. Renunciar a ella es, supongo, una opción vital legítima. Abrazarla, en cualquiera de sus formas, es la mejor opción para alcanzar, aunque sea intermitentemente, un sentido pleno de la vida”.

 

Natalia González Menéndez, Librería Cervantes (Oviedo)

“Víspera del odio” de Concha Castroviejo

Avatar for Librería Estudio Por    |

Víspera del odio

Víspera del odio

Castroviejo, Concha

ISBN

978-84-18153-59-4

Editorial

Ediciones Espuela de Plata

Mas información

“Lo mejor de la venganza es poderla contar”, dice Teresa al comienzo de Víspera del odio, de Concha Castroviejo, que culmina, precisamente, en una venganza que es su razón final, tanto de la novela como de Teresa, su protagonista. De hecho, la narración se formula como una extensa carta que Teresa Nava escribe a Consuelo, a quien conoció unos años atrás y cuya bondad y aprecio la animan a hacerla destinataria de su “confesión”, sin que eso signifique, de ninguna manera, arrepentimiento o escrúpulo, sino la pura necesidad de culminación: una vez cumplida su misión, sólo requiere ser contada.

Enferma, con el peso terrible de una tristeza irreparable y viendo cercana su muerte, Teresa sólo puede arrastrar sus pocas ganas de vivir hasta que llegue al fin su hora, cuando ya nada espera ni desea y nada le queda por hacer, excepto contar la historia de su venganza desde el principio.

Empieza, así, un relato que atraviesa toda su vida.

Teresa crece en una familia medianamente acomodada con su madre, sus hermanas (hermanastras en realidad, hijas del primer matrimonio de su madre) y su padre. A pesar de ser la más pequeña, no se siente querida, nunca encuentra afectos verdaderos a su alrededor. Con una madre interesada siempre en la apariencia, obsesiva en el amor por su joven y apuesto marido, dedicada por entero a conservarle y a conseguir buenos arreglos matrimoniales para sus hijas y que descuida por completo el cariño y la atención a cuya carencia Teresa se acostumbra desde bien temprano; y un padre más templado de carácter, vividor y apegado a la ligereza como estado vital y del que tampoco recibe un cariño especial. La existencia de Teresa transcurre en una época (primeras décadas del siglo XX) en la que los hijos, sobre todo las hijas, viven casi exclusivamente para los planes de sus padres. Cualquier intento de autonomía personal es inmediatamente sofocado cuando no castigado y reconducido con rigidez. Desde muy niña se le impone una rutina basada en estar siempre ocupada, siempre trabajando (tejiendo en su caso) para ganarse un sustento del que apenas puede disponer, y dedicándose a servir a los demás. Ignorada y muchas veces despreciada por sus hermanas, crece en un ambiente opresivo, de costumbres rancias e intolerantes en el que las normas sociales constriñen la voluntad de las mujeres que aun renegando de esa forma de vida (quienes lo hacen), no les queda más remedio que soportarla.

Teresa contempla con espanto cómo sus hermanas van casándose, una tras otra, contagiadas por el absurdo entusiasmo de una madre histriónica que se satisface en el cumplimiento afortunado de un supuesto deber social tan correcto como detestable. En consecuencia, no puede negarse cuando se decide su matrimonio con un hombre mucho mayor que ella, ruin, repulsivo y huraño que la obliga a vivir de forma miserable mientras la utiliza igualmente para trabajar, servirle y adornar sus paseos los días de fiesta.

La vida de Teresa se ve aún más reducida, más estrangulada, más inútil y vacía. En un arrebato tras ser golpeada por su marido, Teresa abandona su casa y este hecho tan subversivo y escandaloso, le descubre por fin el amor y la plenitud que nunca antes había conocido y que probablemente ya no esperaba. Sin embargo, su felicidad no dura mucho: la lucha de su gran amor en el bando perdedor de la guerra civil, la devolverá de nuevo a la desdicha, a la desesperación y al dolor más profundo mediando la vil manipulación del marido abandonado. Al final, necesitado de cuidados y compañía, ese hombre odioso y profundamente odiado, la busca, y lejos de rehuirle, Teresa acude a su llamada… Sólo así podrá llevar a cabo su venganza más personal y largamente reprimida.

Antes de hacer partícipe a Consuelo de su historia y confiando en su juicio cabal y honesto, le escribe: “Te voy a contar todo para que comprendas…Y además te voy a pedir que lo que yo te cuente se lo repitas a mucha gente…” Esta aparente necesidad de explicarse no responde en absoluto a una necesidad de justificación; lo que pretende es poner un espejo ante aquellos que hicieron de su vida un calvario insoportable, y, por extensión ante una sociedad cómplice e hipócrita. Teresa cumple con una venganza que se debe a sí misma por encima de todo, a la vida que se ha visto obligada a llevar, pero es también una venganza contra la humillación y el desencanto; contra la desesperación y la anulación reiterada de sus deseos más íntimos; contra la falta de oxígeno en una sociedad enferma y polvorienta, reaccionaria y siempre hostil ante la sublimación de la mujer como individuo. Una justa reivindicación gestada, sin duda, en la misma crueldad que la originó.

Víspera del odio obtuvo el Premio Elisenda de Moncada en 1958.

Olivia Lahoya Cuende, Librería Estudio (Miranda de Ebro, Burgos)

“Armarios vacíos” de Annie Ernaux

Avatar for libreria-llorens Por    |

Los armarios vacíos

Los armarios vacíos

Ernaux, Annie

ISBN

978-84-19047-30-4

Editorial

Editorial Cabaret Voltaire

Mas información

Con la lectura dura de Armarios vacíos, su autora, Annie Eranux, narra cómo la protagonista, Denise Lesur (que está sometiéndose a un aborto), rememora su infancia y cómo cambió la visión que ella tenía de su vida, sus padres, su entorno, cuando empezó su escolarización.

Hija de padres proletarios, regentes de un bar-tienda en un humilde barrio de Normandía, empieza la escuela privada. Ellos, que intentan que su hija tenga la educación de la que ellos carecen, son el foco de la ira, el desprecio, el asco, por parte de Denise, cuando ésta empieza a darse cuenta de la enorme brecha que separa su mundo del bar-tienda, con el de la escuela. Para intentar ser aceptada como una igual en ese entorno burgués, pone todo su empeño en destacar por encima de los demás, siendo la primera de la clase en todo, acallando así las burlas de sus compañeros por sus orígenes.

La protagonista, que al principio de su infancia intenta por todos los medios encajar en esos dos mundos tan distintos, acaba por despreciar y odiar a sus padres, a los clientes del bar, a sus amigos del barrio, porque no son como ella, no tienen la cultura que ella tiene, ni se comportan como ella. No tienen ese nivel cultural ni social que tienen sus amigos de la escuela, o los padres de éstos. Se introduce así en una espiral de amor-odio y lástima hacia ellos, y a la vez siente culpabilidad por esos sentimientos.

Con esta narración de sentimientos contradictorios, la autora nos devuelve donde empezamos la historia, con Denise esperando sobrevivir a ese aborto que le ha hecho rememorar esos sentimientos que parecían olvidados.

 

Verónica Hurtado, Librería Llorens (Alcoy, Alicante)

 

“Aves extintas” de Simon Jimenez

Avatar for Librería Dorian Por    |

Aves extintas

Aves extintas

Jimenez, Simon

ISBN

978-84-450-1025-9

Editorial

Minotauro

Mas información

La ciencia ficción es un género multiforme, puede adoptar formas muy diversas, moldearse como cristal fundido a los deseos del escritor que se acerque a sus fronteras, a veces difusas, otras veces muy definidas. Digo más: la ciencia ficción no es un género, sino una alteración de una serie de coordenadas científicas encajadas en un marco narrativo, un tapiz sobre el que disponer distintas cuestiones más o menos vigentes, un lienzo sobre el que verter las inquietudes que el autor necesite desarrollar: la desigualdad social, la contaminación ambiental, los límites de la inteligencia artificial, la geopolítica, la conquista del espacio… La ciencia ficción da lo mejor de sí cuando usa la especulación científica para diseccionar el mundo en una mesa de autopsias. Dicho de otro modo, cuando se pierde en futuros más o menos lejanos para hablarnos del presente inmediato.

Muchos ropajes, una misma fascinación: el ciberpunk, las distopías, el subgénero postapocalíptico, la ciencia ficción bélica…y la space opera. Este último cuenta con una larga tradición en el género que han cultivado desde Clarke hasta Asimov, desde Le Guin hasta Bujold, desde Banks hasta Hamilton. La atracción y el temor al infinito, los viajes interestelares, abarcando a veces generaciones enteras, la honda insignificancia de contemplar el resplandor de otras estrellas… Todo tiene cabida aquí.

Aves Extintas puede englobarse en este subgénero, un debut sorprendentemente maduro que no esconde su amor por Los tejedores de cabellos de Andreas Eschbach, o por la saga Hyperion de Dan Simmons. Y, creedme, esto para mí son palabras mayores.

Aves Extintas es una space opera, sí, pero una que, paradójicamente, y como también ocurría en la novela de Eschbach y en la de Simmons, pone el foco a ras de suelo, más preocupada en mostrarnos las profundas transformaciones que la diáspora estelar produce en los individuos, que en el embrujo propio del cosmos. También hay algo de esto en sus páginas, no nos engañemos; los viajes espaciales que doblegan las leyes relativistas y el concepto de bolsillo son una prueba más que suficiente de ello.

Pero, al igual que en Los tejedores de cabellos, Simon Jimenez está mucho más interesado en dotar a la novela de un profundo poso emocional y un afán antropológico. Buena parte de sus personajes viven en comunidades ancladas en un medievo extraño, agricultores que medran y prosperan sobre las landas de mundos colonizados, ajenos a los asombrosos avances tecnológicos que se desarrollan en el resto de planetas donde se ha asentado una nueva humanidad, pueblos analógicos que siguen usando el arado y ruedas de molino. De manera periódica reciben la visita de estos otros humanos: descienden en sus naves de tela y metal para recibir un tributo, un diezmo, casi como reyes, ángeles o dioses.

A lo largo de la novela también los conoceremos, a los otros, a los que viven a caballo entre planetas y titánicas estaciones espaciales. A los que han viajado hasta los confines y vuelto con visiones de estrellas muertas y lunas habitadas por perros. Los sigues en su eterno peregrinar y acabas formando parte, aunque sea bajo la forma de un fantasma voyeur, de la tripulación, de sus anhelos y de sus rencillas. A través de sus voces, la novela te habla del amor, el encontrado y el perdido, de la culpa y de la necesidad de encontrar un hogar, una familia. La empatía hacia todos ellos es inevitable.

Destila Aves Extintas una hermosa melancolía, su prosa es poética y contemplativa. El autor se detiene en los detalles más pequeños, los desmenuza pormenorizadamente, porque son importantes para sus personajes y quiere que lo sean para ti: una canción, un aroma, una cicatriz…Pero también introduce elipsis temporales que abarcan, en ocasiones, décadas, jugando con sabiduría con las diferentes perspectivas del paso del tiempo. Te hace partícipe así de la forma de entenderlo que tiene un puñado de individuos cuya vida, al menos parte de ella, se desarrolla fuera del continuo.

Y como ellos, la novela es atemporal, desde ya un clásico instantáneo dotado de una fuerza inusual, escrito por alguien que ha fermentado a los grandes clásicos del género para obtener un licor propio. Si ésta es la primera novela de Simon Jimenez, estoy ansioso por ver de lo que es capaz.

Y cualquier novela que tenga una flota de salvamento que se llama Kerrigan merece ser reverenciada.

Si pudiera, acabaría mis días recolectando la dhuba aromática y púrpura, volvería a casa con el color morado del trabajo bien hecho y el aroma a fruta que atrae, cada quince años, a los dioses, libres de la tiranía del tiempo, que descienden del mar oscuro que media entre las estrellas distantes.

 

Sergio García, Librería Dorian (Huelva)

“La trastienda” de Uxue Alberdi

Avatar for Sputnik Librería Café Por    |

La trastienda

La trastienda

Alberdi Estibaritz, Uxue

ISBN

978-84-16205-81-3

Editorial

Consonni

Mas información

Si algo nos fascina de Uxue Alberdi es su forma de crear personajes que permanecen en nuestra memoria. Ya lo hizo con Jenisjoplin y lo ha vuelto a hacer con Marijo e Izaskun en La trastienda, publicado por Consonni.

En La trastienda se cuenta con mucha honestidad la vida de dos libreras, tenderas, merceras, mujeres trabajadoras y emprendedoras cuando no se sabía qué era esto de emprender. Pero no sólo eso, sino también la vida de todas las personas que han ido pasando por allí a lo largo de los años, la vida de Elgóibar, los entresijos y el funcionamiento de una librería-mercería-tienda, que ya existía cuando todavía no denominábamos este tipo de negocios con el término de concept store.

Nos ha sorprendido, y para muy bien, su estilo, su forma de contar en boca y voz de las dos, una primero y otra después, intercalando sus voces, creando una especie de diálogo que hace que leas la historia sin preocuparte demasiado por quién es quién o quién cuenta qué. Marijo e Izaskun, Izaskun y Marijo, dos personas que convergen hacia una vida juntas, que es la vida de Pitxintxu, su tienda, la vida de sus amigas, sus clientes, sus vecinos, su pueblo. Y que es la vida de cualquier comercio, de cualquier barrio, vecindario y ciudad.

Nos gusta ver La trastienda como un alegato por el comercio local, por esta manera de crear lazos y de hacer ciudad frente al auge de otros modelos de negocio y de vida.

Una historia que nos ha tocado el corazón librero y que seguro que también lo hace con el de quienes la lean.

Aupa Uxue!

 

Bea Fernández, de librería Sputnik (León)

“Ustedes brillan en lo oscuro” de Liliana Colanzi

Avatar for Las Librerías Recomiendan Por    |

Ustedes brillan en lo oscuro

Ustedes brillan en lo oscuro

Colanzi, Liliana

ISBN

978-84-8393-314-5

Editorial

Páginas de espuma SL

Mas información

Ustedes brillan en lo oscuro, de Liliana Colanzi, el libro que ha merecido el último Premio Ribera del Duero (tal vez el premio más importante de nuestro idioma entre los específicamente dedicados al cuento) es también el más recomendado por las librerías independientes de CEGAL de cara a junio.

De los seis cuentos que forman Ustedes brillan en lo oscuro, el nuevo libro de Liliana Colanzi (Bolivia, 1981), los dos que más deslumbran son los dos que lo enmarcan. En el primero, “La cueva”, la autora hace, para entendernos, algo parecido a lo que ha conseguido Juan Gómez Bárcena en su reciente y excelente novela Lo demás es aire, es decir, contar tiempos muy distintos de un mismo lugar, desde lo más remoto hasta lo futurista. Pero ese primer texto funciona además como una especie de índice, en el sentido de que adelanta o presenta ya temas, elementos y detalles que van a ir reapareciendo después, rebotando por algunos otros relatos.

El último, aparte de compartir el título con todo el conjunto, es seguramente el mejor: en él se afronta un accidente nuclear desde varias perspectivas, desde varias voces y puntos de vista, y se hace con una habilidad extraordinaria, utilizando las consecuencias de la radioactividad sobre los cuerpos como metáfora posible de otro tipo de corrupciones.

Entre uno y otro, podemos leer otras cuatro piezas que mantienen la nota alta del volumen: en el más extenso, “Atomito”, se juega con la estética del video-juego, tan difícil de traducir a literatura (“una ambulancia lo va a embestir en la esquina en el próximo minuto, y lo último que verá mientras dé vueltas por el aire –el casco en forma de cresta de gallo todavía en la cabeza– será una resplandeciente lluvia de monedas doradas”: pág. 56); en “La deuda” dos mujeres emparentadas (dicen ser tía y sobrina, pero tal vez la cosa sea más complicada…) emprenden un “viaje a la semilla” para intentar resolver ciertos asuntos, pero lo que se hace es multiplicar o al menos mantener los secretos: en “Los ojos verdes” el Demonio ha abierto un discreto y deslucido local de venta y compra de almas en un centro comercial, y recibe la visita de una fáustica niña que no anda completamente satisfecha con su aspecto físico, por aquello que adelanta el título de la pieza; y en “El camino angosto” visitamos una pequeña comunidad en la que las rebeldías y las inquietudes de los jóvenes son la natural correspondencia, o la respuesta, a las perversiones y fanatismos de sus mayores.

La prosa de Liliana Colanzi es en verdad poderosa, inteligente, sugerente, soberana, tensa. Ustedes brillan en los oscuro no es un libro de ciencia-ficción, sólo es un libro en el que la ciencia-ficción se utiliza con naturalidad, como un elemento más, como una posibilidad narrativa eficaz. Tampoco es un libro violento, aunque la violencia esté presente, justificada por la clara voluntad de entendernos y explicarnos que hay en algunos textos.

La radiación como hilo conductor es una gran idea de partida, pues la de la radioactividad es una realidad que está justo al borde de lo verosímil: fue (y es) trágicamente cierta, pero parece mentira, como sucede con la llegada del hombre a la Luna o los atentados del 11-S: son hechos tan reales como impensables, y de ahí se pueden extraer grandes lecciones que afectan a la literatura. Sucesos que parecen distorsionados fueron exactos: eso da luz verde para soñar, anhelar, recordar o deformar la realidad, sin por ello profanar la verdad.

Juan Marqués, ‘Las Librerías Recomiendan’

“Tres veranos” de Margarita Liberaki

Avatar for Librería La Buena Vida - Cafe del Libro Por    |

Tres veranos

Tres veranos

Liberaki, Margarita

ISBN

978-84-18838-31-6

Editorial

Periférica

Mas información

Este libro de Margarita Liberaki huele a hierba movida por el viento, mojada por la lluvia. Suena a riachuelo a lo lejos, a pisadas de hojas, a roces con las ramas. En él se oyen ranas y búhos, se sienten las estrellas sobre nuestras cabezas al anochecer. Y está teñido de cielos azules que se vuelven blancos, de verdes intensos que brillan bajo un sol naranja. Tres veranos tiene eso, el paso del tiempo al refugio de los árboles, risas, confidencias y paseos, y cierto desamparo en el horizonte.

En el centro están las vidas de tres hermanas que viven junto a su madre divorciada y su tía en un paraje griego. Sus vidas reflejan la vida, así, en general. Con sus amores y desamores, ilusiones y decepciones, huidas y reencuentros, e historias familiares que perduran con las nuevas generaciones.

Verano a verano Liberaki nos cuenta de manera sutil y a través de esos días de luz cómo el tiempo va cambiando nuestra vida de manera casi imperceptible si la miramos a diario, pero de forma trascendental si nos alejamos un poco. Y eso es lo que ella hace, alejarse, pero llevándose los detalles en el bolsillo para con ellos contarnos cómo vamos creciendo.

Las conversaciones entre las hermanas cambian como cambian sus anhelos, sus deseos y los secretos que comparten o se ocultan.

Un libro que es un buen lugar para viajar en verano, leyéndolo en cualquier sitio al sol.

Paula Fuertes, La Buena Vida (Madrid)