“Bartleby, el escribiente” de José Luis Munuera

Avatar for Zona Cómic Por en

Bartleby, el escribiente

Bartleby, el escribiente

Munuera, José Luis

ISBN

978-84-18215-55-1

Editorial

ASTIBERRI EDICIONES

Donde comprarlo

Bartleby, el escribiente (Astiberri) es el último trabajo de José Luis Munuera (Lorca, 1972), uno de los artistas españoles más conocidos del mercado francófono. Es autor de obras tan populares como Zorglub, Los Campbell , Oficio de dibujante o El juego de la luna, y fue elegido para ser uno de los dibujantes del icono galo Spirou.

En Bartleby, el escribiente, el veterano dibujante español adapta la obra de Herman Melville al cómic. El proyecto comenzó a fraguarse en 2018, cuando su editor le envió un ejemplar de la obra de Melville. Tras barajar diferentes posibilidades, el autor español se decantó por lo que “los guionistas anglosajones llaman el walk and talk (hablar y andar)… saqué al narrador al exterior y lo hice pasear por New York sin ir a ningún sitio en concreto e iba haciendo que se encontrara con personajes con una intención temática” (Revista Z. N 96. Entrevista de Koldo Azpitarte).

Bartleby, el escribiente es un cuento de Herman Melville, el conocido escritor norteamericano autor de Moby Dick. En ella, Melville narra la historia de Bartleby, el escribiente, contada a través de un abogado de nombre desconocido que tiene su oficina en Wall Street. Contrata a Bartleby asignándole un lugar junto a la ventana. Es un empleado modélico pero todo cambia cuando el narrador le pide que examine con él un documento. Es entonces cuando Bartleby contesta: «Preferiría no hacerlo» (I would prefer not to), frase que repetirá a cada nuevo requerimiento de trabajo. La misma que pronunciará cuando es despedido y se le pide que se vaya. Incapaz de expulsarlo por la fuerza, el narrador decide trasladar sus oficinas. Bartleby permanece en el lugar y los nuevos inquilinos se quejan al narrador de su presencia. Bartleby es finalmente detenido por vagabundo y encerrado en la cárcel. Allí se deja morir de hambre.

Se trata de un fascinante relato sobre la obediencia y la resistencia pasiva al que Munuera aporta una mirada singular sobre el texto original. Munuera recrea una Nueva York “fantasmagórica, irreal, y funciona como una metáfora del mundo y de la soledad del narrador, que de este modo se equipara a la soledad de Bartleby”. El aire melancólico y antiguo del ambiente se consigue gracias al trabajo con el color de Sedyas, con el que trabaja Munuera desde hace años. Sedyas aplica a la paleta de ocres y marrones el punto perfecto de desaturación. En Bartleby, el escribiente, Munuera y Sedyas logran un espectáculo visual que bien merece una relectura de la obra. No la dejes escapar.